14 ilustraciones geniales de los personajes más insoportables de los gimnasios

Autor: | Posteado en Chistes Sin comentarios

Cuando se acerca el verano, los gimnasios se llenan mas de lo habitual, y en ellos prolifera una lista de protagonistas que son sencillamente reconocibles. Algunos pululan por las máquinas, otras intentan lucir sus músculos de las preferible manera, mientras los menos sólo se preocupan del ejercicio e intentan suceder inadvertidos.

Pero los que quieren hacerse notar, lo crean a costa del resto, por lo que su presencia resulta demasiado evidente. El sitio Difundir.org publicó una lista de geniales ilustraciones de protagonistas que circulan por los gimnasios, varios de ellos insoportables, y con los cuales te debes de haber topado en mas de una ocasión.

Revisa aqui estas entretenidas ilustraciones y los protagonistas que representan. ¿Con cuántos de ellos te has hallado alguna vez?

El campeón. Ya logró lo que quería y ahora se ufana mostrando sus progresos al resto.

El sudoroso. Transpira tanto que moja todo y a todos a su alrededor.

La flexible. Deja a todos con sensación rigidez despues de verla crear sus movimientos.

El de las piernas flaquitas. De la cintura hacia arriba, una máquina; para abajo, no tanto.

La que finge. Parece trabajar muy en serio, hasta que le ponen en frente unas papas fritas.

El porfiado. Aquel que, pese a que le expliquen, insistirá en crear las cosas a su manera, pese a que esto lo lleve a lesionarse.

El exhibicionista. Se mira todo el tiempo al espejo y muestra sus músculos y abdominales al que pretenda mirarlos.

El pervertido. El que se hace el desentendido, sin embargo va al gimnasio solo a mirar cuerpos y, si puede, a fotografiarlos.

El conectado. No suelta jamás su teléfono, pese a que en realidad no reciba ningun sms importante.

El entrenador preferido. Ese que cautiva las miradas y es el preferido de los alumnos por sus capacidades y lo que ha logrado.

El acaparador. Quiere las máquinas sólo para sí mismo y no esta dispuesto a compartirlas.

El escandaloso. Hace sus rutinas de ejercicios, sin embargo es gritón, sufre, y quiere que los demás lo sepan. Nunca pasaría inadvertido.

El competitivo. Quiere ganarles a todos, pese a que no se trate de una competencia. Es agotador verlo ejercitándose tratando ganarle a los además, y no a sí mismo.

El seductor. Se acerca a todas las mujeres atractivas del gimnasio, y no le importa que estén acompañadas.

El relajado. Aunque suene paradójico, este protagonista va al gimnasio a… descansar.

Humor


Agrega tu comentario