Nadie puede poner en desconfianza alguna vez que el individuo y el perro son los mejores amiguitos de la historia. Como amos y mascotas hemos practicado a convivir y querernos, siendo la lealtad y el compañerismo valores que acompañan a esta relación de afecto y cuidado. Algunas personas, incluso,