Entre los enormes remedios para atacar el estrés acumulado, los problemas cotidianos y las relaciones que poco y nada aportan, se localizan el buen sentido del humor, las bromas y los chistes. Es que el sentido del humor potencia los niveles de relajación física y mental. De hecho, las