Año tras año, las carteleras televisivas desempolvan los viejos títulos navideños para entretener a la demografía durante las fiestas. Y dentro de ese prolongado inventario una película romántica ha ganado espacio tanto como alguna vez lo hizo “Mi pobre Angelito”. Se intenta de “Love actually”, película estrenada en 2003