Una de las gracias del veranillo es poder alcanzar un bronceado perfecto a la luz del sol y recostado en la arena, sin embargo cuando no existen las condiciones climáticas y tampoco el tiempo para conseguirlo, algunos recurren a respuestas alternativas. Algunas son practicas y otras no tanto, sin