La lluvia evoca todo tipo de sensaciones. A algunos les agua la fiesta y otros la disfrutan tanto que les revitaliza la vida. Otros, por cierto, padecen amargamente sus consecuencias y existen otros que hasta la aprovechan para maximizar la ganancia de sus negocios. La lluvia nos perjudica a