Esto era un anciano que va a la oficina de reclutamiento y le dice al responsable que estaba allí: -Quiero alistarme en el ejercito. -Pero señor, ¿Cuántos años tiene usted? -Tengo 72. -¿No cree que es un poco viejo para alistarse como soldado? -No, no, sin embargo yo vengo