Un tipo de 47 años muy preocupado por parecer joven determina hacerse un estiramiento de cara. Una vez hecha la cirugía, el tipo sale muy feliz de la clínica con su cara nueva. Se detiene en un puesto de diarios compra uno y le pregunta al vendedor: «Dígame amigo,