Un camillero mientras lleva al tolerante acceso del quirófano: – Pero ¿por qué tiembla usted tanto? – Es que he oído que la enfermera decía que la intervención de apendicitis es muy sencilla y que no había por qué estar nervioso y que todo iba a salir bien. –