Así como cuentan que en el amor no hay nada escrito, algo similar sucede con el humor. Y es que los criterios para hallar algo entretenido o gracioso en una situación, broma o chiste que genere una sonrisa son tan amplios como los avatares y variables que existen en