El león se desplaza majestuosamente por la selva. El mono lo ve venir y sube velozmente a un árbol. – Tranquilo, mono: hoy estoy de buen humor y quiero ser amigo de todos las animales. Si bajas no te haré nada. – No bajo. No te creo. – Baja,