Hubo una época en los años 90 en que los viernes eran sinónimo de diversión, risas y panoramas familiares en la televisión chilena, mas exactamente en Canal 13. Queriendo gobernar la sintonía de las noches previas al fin de semana, la entonces estación católica decidió anunciar al aire un