Dos amiguitos van por el campo. Se localizan una escopeta con los cañones recortados. Sin saber muy bien lo que es, uno de ellos se pone a mirar por los cañones a modo de prismáticos. Mientras el otro hurga en los gatillos y claro, se dispara. Los ojos del